ARTE Y CULTURA MAYA

 



H-K'INYAH

El gran ilustre mayólogo de los años '60s.
 


 Héctor Miguel Calderón Hermosa (H-K'inyah), nació en la Ciudad de México, D. F. el dia 18 de Octubre de 1918 (Oshlahun (13) Chik'chan; Año de Haab: 1 OK; Zodiaco: Shoch' - Lechuza) y falleció en la misma Ciudad el día 23 de Enero del 2007 (12 Kan, un día antes de completar 124 Tsolk'in: 13 Chik'chan; Año de Haab: 11 OK. ) a la edad de 88 años.

Transcurría la década de los años ‘40s cuando el Ing. Héctor M. Calderón trabajaba en la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas (SCOP). Para comunicar en Sureste Mexicano, fue haciendo los estudios para la localización de los puentes que tendrían que cruzar los inmensos ríos de estas zonas selváticas, que carecían de comunicación alguna. Para ir a Villahermosa, Campeche o Mérida era necesario abordar un barco en Veracruz, que era hasta donde llegaban los caminos o en otro caso viajar en avioneta o pequeños aeroplanos.

Cruzando estas regiones a caballo y canoas llamadas "cayucos", se fue encontrando la evidencia de la cultura Olmeca y después un día llegó a Palenque en donde sintió una gran conexión con la cultura Maya. Fue testigo del descubrimiento de lo que llama la “Tumba de Pakal”, al cual Don Héctor llamó “Mak-kin-ak Ulul chiculil” después de haber decifrado los glifos que se refieren a dicho personaje. “Clave Fonética de los Jeroglíficos Mayas”, es el nombre de su primer libro acerca de los Mayas (1962). Al hacer estudios sobre esta cultura, en general se encontró con varios enigmas que quiso descifrar, así como la “Ciencia Matemática de los Mayas”, nombre de su segundo libro (1966), y con el tiempo se encontró controversias en las opiniones de los investigadores acerca del punto de inicio de la Cuenta Larga, de la cual descubrió que corriendo tan sólo una Luna la cuenta aceptada por los arqueólogos (G.M.T.), resolvía la mayoría de los problemas de sincronización entre las fechas que vienen en las estelas de piedra de los grandes Templos en los Códices, con los eventos astronómicos reales analizado con la ciencia moderna, fue entonces cuando escribió “584314 Correlación de la Rueda de Katunes, la cuenta larga y las fechas cristianas” y sus "Notas Explicativas de..." (1982). Él decía que a partir de este hallazgo, ya se podía escribir con más realidad la historia Maya.

En la década de los ochentas, forma el llamado Grupo DZIBIL, que es una organización de personas dedicadas a la investigación de temas relacionados con los Mayas, llevando a cabo, entre muchas otras labores, el rescate de varios manuscritos mayas, conocidos como Chilam Balames. Promueve y da difusión por medio de conferencias a sus hallazgos en cuanto a todo lo referente a la ciencia y filosofía maya, creando gran inquietud, pues una nueva visión cosmogónica es revelada, rebasando el interés de la investigación del plano exclusivo de la arqueología.

También hizo muchos otros estudios como el de la relación que había entre la cuenta Maya, las manchas solares y los ciclos de la historia mundial embonados con este fenómeno. Con el tiempo fue haciendo ensayos, a partir de las escasas evidencias que quedaron acerca de la historia Maya y fue armando un rompecabezas que esta reflejado en una conferencia que se llama “¿Qué pasó con Palenque y los Palencanos?”. La astronomía tuvo que ser un conocimiento básico para encontrar las razones de ser a las Ruedas Calendáricas Mayas, en lo cual obtuvo muchos éxitos y se atrevió a afirmar que los Mayas ya habían percibido que Shush Ek', Mercurio estaba acercándose al Sol y que podía ser tragado por eso.

 Uno de sus últimos hallazgos, que le costó casi toda su vida como investigador fue la reconstrucción del Zodiaco Astronómico Maya, dado conocer después por su amigo Hugh Harleston, al cual le confió el orden y mecánica de esta Tabla que tradujo del Códice de Paris y quien le ayudó a la conclusión de esta investigación. Luego su hijo Ch'eh-Keh ajustó dicha tabla a partir de la evidencia de que Tsab, son las Pléyades y estas diminutas estrellas, vista desde la Tierra son el Cascabel de la Constelación de la Serpiente y son el punto de terminación y arranque de dicha Rueda Calendárica de 13 ciclos de 28 días que completa 364 días y la fecha cascabel o Día Cero Zodiacal que corresponde actualmente al 20 de Mayo. Este calendario tiene también un origen solar, pues el Sol en su movimiento de rotación tarda en su ecuador dicho número de días en girar, visto desde la Tierra. Había que especificar que cada animal zodiacal de esta tabla tiene un glifo K'IN (Sol) que los acompaña.

Son realmente importantes para armar el rompecabezas que quedó de nuestra cultura, los hallazgos de Héctor Miguel Calderón Hermosa, “H-Kinyah” y tarde o temprano tienen que comprobarlo todos los estudiosos de la Cultura Maya. Estamos muy agradecidos de la obra que Calderón vino a realizar en esta Tierra para el bien de una humanidad que tendrá que retomar para la Nueva Era por venir muchos de los avances que los sabios Mayas nos dejaron en clave, escritos en piedras y amates, conocimientos que ahora admiran a estudiosos de todo el mundo y que serán de uso cotidiano cuando la humanidad decida regirse en esta Era que llamamos espacial, por un Calendario que tiene su origen en la Galaxia y sus ciclos naturales.

 

                       

                                           

 


 

CH'EH KEH
Sergio Calderón C.

 


Ch'eh Keh es un investigador y heredero del conocimiento por línea directa de su padre y comisionado por los abuelos mayas para darle la continuidad perdida por los accidentes de la historia a la cuenta Maya del Tiempo. Realizó trabajo de campo e investigación arqueológica sobre la cultura Maya, para el Grupo Dzíbil, dirigido por un importante investigador, el Ing. Héctor Miguel Calderón H. (H-Kinyah), participó en la elaboración de varios de los libros de Don Héctor en los trabajos de rescate y edición de varios manuscritos mayas de la época colonial conocidos como Chilam Balam y también fue guía en las excursiones que organizaba dicho grupo por zona maya. Trabajó en la elaboración de estos libros junto a un grupo de distinguidos estudiosos como William Brito, Alfredo Barrera Vázquez, Domingo Martínez Parédez y otros. Participó en los trabajos que Calderón y Hugh Harleston hicieron con respecto al "Zodiaco Maya" (1992), del cual hizo varias aportaciones posteriores a la publicación de dicha obra, asesorado por Héctor M. Calderón. Intensificando sus estudios mayas de los años '90s a la actualidad, ha hecho importantes descubrimientos en cuanto a la astronomía, calendárica y filosofía implicada en estas cuentas del tiempo. Ha incursionado en la investigación y ejecución de la música prehispánica al estilo maya y su aplicación en las terapias y rituales. Es autor de múltiples conferencias, audiovisuales, cursos acerca de estos temas; es autor de "Las Verdaderas Señales del 2012" en que habla sobre el mito del fin del mundo, las descripciones de la Estela del Tortuguero y las señales que hubo las apariciones de algunos agrogramas más importantes del 2012. 

 

ENTREVISTA.

1.- Sergio, ¿cuándo comenzó tu interés por el calendario maya?.
 
Desde muy pequeño tuve contacto con la arqueología, la historia, la geografía, geología, etc., pues mi padre siempre fue un gran conversador y cada viaje al que nos llevaba nos iba narrando los pormenores históricos y geológicos de los lugares que pasábamos, se detenía en cada museo, zona arqueológica y hasta montículos que detectaba como una posible pirámide sin descubrir. Visitábamos lugares históricos acompañados de sus amigos tales como Don Abel Cárdenas Chavero, dueño de la Editorial Orión y Doña Lupita, su esposa, mujer con gran capacidad de videncia, Doña Eulalia Guzmán, conocida historiadora, descubridora de los supuestos restos de Cuauhtémoc, el Profesor Domingo Martínez Parédez y seguramente se me escapan muchos otros personajes, pues yo era un niño muy distraído que solamente deseaba jugar. Escuche tantas pláticas, cuentos, teorías, deducciones acerca de las mágicas culturas que nos antecedieron, que parece que siempre ha sido parte de mi ser dicho interés. Ya más grande, en mi trabajo como músico, mi rol era los fines de semana y de carácter nocturno por lo general, así es que cuando tuve apremio por ganar más dinero, ingrese a trabajar con el grupo de investigación que dirigía mi padre, el grupo Dzíbil, ocupación que me dio la oportunidad de tener entre mis manos material histórico de suma importancia y de viajar a zonas arqueológicas mayas en plan de investigación y también de fungir como guía cultural de la zona Puuc. Pasados los años, cuando empecé a notar que algunas facultades de mi padre comenzaban a disminuir, decidí acelerar mi ritmo de estudio sobre el tema y tras conocer a mi amigo Eric Belmar, quien tenía un gran interés en la cultura maya, decidimos montar una obra de nuestra creación para difundir la filosofía del Tsolk’in, pero comencé a encontrar muchas incoherencias en la versión que estaba manejando, o sea la de José Argüelles y tuve que aplicarme para poder explicar cuales son los errores de interpretación en que han caído, no solamente ellos, sino muchos más.
 
2.- Quién es Héctor Calderón, tu padre, y cuál fue su mayor aportación al conocimiento del calendario maya?
 
Héctor Miguel siempre fue un excelente estudiante que llegó a los grados más altos en todas las disciplinas a las que quiso arribar. En los años cuarentas ingresó a trabajar en la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas y fue comisionado para estudiar los suelos y planear la cimentación correcta que era necesaria para que el Ferrocarril del Sureste pudiera penetrar por selvas, pantanos, cruzar los inmensos ríos de la región. En un pequeño pueblo tabasqueño, incrustado en las faldas de la sierra chiapaneca y de la Selva Negra, Teapa, montó el laboratorio de la SCOP, conoció a mi madre y continuó la ruta hacia la península de Yucatán, lugar al que solamente se podía llegar en barco o avión. En el camino se encontró con Palenque, en donde le tocó diseñar cómo mantener abierta la gran piedra de casi seis toneladas que cubría una tumba recién descubierta por el Arqueólogo Alberto Ruz. Desde entonces sus visitas a Palenque y a los lacandones, fueron muy frecuentes; para llegar a visitar a Chan K’in tenía que volar en avioneta hasta la mitad de la Selva Lacandona, con los riesgos que ello implicaba. Ya por los años sesentas, escribió dos libros muy importantes: “Clave Fonética de los Jeroglíficos Mayas” y “Ciencia Matemática de los Mayas”, en los que expone varios de sus hallazgos y entre ellos la fórmula para leer la escritura maya y en el otro hace una reseña de cómo es que los mayas hacían cuentas, sumas, restas, multiplicaciones, raíces cuadradas, etc., a parte de hacer revelaciones sobre la filosofía cosmogónica de las matemáticas mayas. Con el tiempo, ya en la década de los ‘80s, escribió otros libros “584314 Correlación de la Rueda de Katunes, la Cuenta Larga y las fechas cristianas”, y poco tiempo después “Notas Explicativas de la Correlación de la Rueda de Katunes”, etc., en donde aplicando un sistema científico en relación directa con la astronomía y la arqueología, descubre cual es el punto de comienzo de la principal cuenta de los mayas, la Cuenta Larga, pues las propuestas hasta ese momento abundaban de imprecisiones, sobre todo en comparación con los eventos astronómicos anotados en estelas y códices.
Otra de las aportaciones de Héctor M. Calderón fue el hecho de precisar que los Ahau K’atun, ciclos en los que fue escrita la historia maya y las profecías por el Chilam Baalam, están conformados por 13 ciclos de 24 Haabs de 365 días y que no había que confundirlo con los K’atunes de la Cuenta Larga que son 20 de 360 días, pues esto cambia muchos de los tiempos que los historiadores le habían designado a los ciclos históricos de los mayas. Otra aportación fue el haber reconstruido el Zodiaco Maya, trabajo que pudo terminar con la ayuda de su amigo Hugh Harleston Jr., quien lo publicó en 1991, el cual fue tomado con beneplácito por el mundo, pero también distorsionado por otras personas que quisieron comercializar con esta tabla zodiacal. A mí me toco reafinar y concluir este trabajo, pues fue publicado con algunos errores e inconsistencias, las cuales ya hemos resuelto.

 
3.- Crees que es posible hablar de la existencia de un calendario mesoamericano, un calendario común entre las distintas culturas que habitaron Mesoamérica?.
 
Existe un sistema de sincronía del movimiento universal creado por proto-mayas, olmecas y mayas clásicos que sirvió de base a toda la región mesoamericana para crear sus cuentas tomando en cuenta sus diferencias de concepción de la realidad. Cada pueblo hizo su propia adecuación y no es cierto que tengan que tener la misma cuenta. No existe evidencia alguna de la Cuenta Larga utilizada por Olmecas y Mayas en el Altiplano, la cuenta Azteca carece de ella y la relación matemática de los 18980 días del BUK’ SHOK, tiempo en que se recorren exactamente 52 Haabs, que es lo mismo que 73 ciclos sagrados de 260 días (Kuch k’inil), relación matemática ya fue rota por ellos al agregar cuartos de días o un día cada cuatro ciclos de 365, creyendo que el Haab es el calendario terrestre; los significados de los glifos calendáricos son divergentes entre el significado maya, el azteca, el Quiché, el mixteco, etc.. Todos los pueblos tenían derecho a crear sus propias tablas de sincronía con el cosmos, pero eso si, podemos asegurar que ninguna superó las funciones que el maya tiene.
 
4.- Qué es el calendario maya, cuáles son sus bases, qué lo hace especial?
Es un sistema de codificación de la sincronía del movimiento del cosmos en relación con el planeta en que vivimos y que tiene la utilidad de crear la correcta sincronía del ser humano con sus procesos naturales y humanísticos. El Kuch k’inil (Tsolk’in) de 260 días se sincroniza al recorrerlo 3 veces con el ciclo sinódico de Marte, 780 días. El Haab relaciona los ciclos de Venus y la Tierra, pues el ciclo sinódico de Marte es de 584, 5 veces suma 2920 días que divididos entre 8 nos da 365, que tiene que ver con el ciclo de nuestro planeta. El Calendario Zodiacal Maya consiste en 13 etapas de 28 días que suman 364 y tiene que ver con los 13 giros que sobre su propio eje, en su ecuador el Sol da mientras nuestro planeta completa un giro alrededor; a este ciclo se le aumenta un día o dos, la fecha cascabel, Ts’ab, cascabel de la constelación de la serpiente, las Pléyades, actualmente en el 19 y 20 de Mayo. La mal llamada Cuenta Corta, más bien Ruedas Proféticas de Ahau K’atunes o según es llamada en el libros del Chilam Baalam de Mani, Uuts’ K’atun, es una combinación de números maestros que tiene la facultad de coordinar ciclos de todos los planetas y principalmente a Júpiter con Venus, Marte, el Sol y algo muy importante, los ciclos de manchas solares que relacionaron principalmente con el gran magnetismo de Júpiter en combinación con Venus.
 
 
5.- Cuál era la función del calendario en la sociedad maya, para qué servía a los mayas tener un conocimiento tan exacto del tiempo?

 
El ser humano tiene que desenvolverse en armonía con su entorno universal y estas tablas le ayudan a encontrar dicha sincronía. También les permitía hacer pronósticos para tenerlos en cuenta en sus actividades terrenas.
 
 
6.- Cómo están medidos los días, los meses y los años en el calendario maya? Cómo consiguieron los mayas un conocimiento tan exacto del tiempo?
 
La observación detallada, constante y la costumbre de anotar todo en sus libros y estelas, fue un sistema científico de desenvolverse, observación que llevaron a cabo durante miles de años, muchos más que nuestra ciencia actual. Los mayas ya sabían que la tierra es redonda y cual es su curso en relación al Sol, la Luna y los planetas más de mil años antes de que en el otro continente comenzaran con la discusión si la tierra era redonda o cuadrada. En el Códice Dresden encontramos que alrededor del año 600 crearon una Tabla de los ciclos de Venus y una de Eclipses de Sol y de Luna que con la cuenta encontrada por Héctor M. Calderón ajusta a la perfección; 70 eclipses que se pueden ver alrededor de todo el globo terráqueo en un poco menos de 33 años, los cuales era imposible haber visto en más de un 10% en zona maya o mesoamericana, prueba de que sus cálculos eran certeros y científicos. Primero esta el K’in, día, Sol, 20 K’ines es 1 Uinal, 18 Uinales es 1 Tun (360 días), 20 Tunes forman 1 K’altun, 7,200 días y 20 de estos de estos concluyen un ciclo, cierran la Flor Calendárica, 1 Nik’te, 144,000 días y 13 ciclos Nik’te forman un Oshlahnik’te, 5,200 ciclos Tun, 7,200 Kuchk’in, 1,872,000 días, o sean 5,125 años con 134 días; la numeración de esta cuenta tiene una relación directa con los ciclos de Kuchk’in y de Haab, siempre aparecen en la Cuenta Larga, junto con otra cuenta de 9 días, cual semanas mayas y además las lunaciones. En el posclásico hubo algunas variaciones en la forma de fechamiento y hemos detectado un día de corrimiento en la fecha de Haab.
 
7.- Sabemos que en estelas los mayas plasmaron textos que hablan sobre distintos temas, entre ellos el calendario, qué nos dicen los mayas sobre el tiempo? es cierto que escribieron profecías?
 
Los mayas no hablaban del tiempo, porque este es un juego de la mente, pues para un paranoico una hora le pueden parecer siglos y para alguien que se encuentra exaltado y feliz, esta misma hora le puede parecer como 3 minutos; lo que los mayas miden consiste en un elemento totalmente real que es el movimiento sincrónico, como ya lo dije anteriormente. Los pronósticos que escribieron en los libros del Chilam Baalam, realmente son un ejercicio de homologación de las experiencias que ya habían vivido durante su historia y habían definido ciclos en que se repetían sucesos semejantes; estos ciclo eran de 24 por 365 repetidos 13 veces, aproximadamente 312 años y estaba relacionado con ciclos de manchas solares. Cuando llegaban a un 8 Ahau K’atun abandonaban sus ciudades y creaban nuevas, pues casi siempre coincidieron con sucesos conflictivos, pero ya sabían como enfrentarlos y aminorar su efecto para sobrevivir como pueblo.
 
8.- Según los mayas nos acercamos al fin del mundo, al fin de todos los tiempos o solamente al final de un ciclo de tiempo. Qué podrías decirnos sobre las falsas profecías mayas que tanto se han difundido en los últimos años.
No puedo condenar el hecho de que se estén haciendo interpretaciones con poca realidad sobre lo que los mayas pudieron haber dicho, desde el momento en que estamos contaminados por una gran cantidad de interpretaciones hechas por los mismos arqueólogos, al observar a estas culturas desde el punto de vista de mentalidades con bases culturales europeizadas, así como tú y como yo. Tenemos que aprender los idiomas de esta región y verán que desde la forma de codificar la realidad es tan diferente que nos puede parecer incoherente; entonces las interpretaciones que se le han hecho a las famosas profecías del Chilam Baalam no han sido muy afortunadas, esto lo digo por el hecho de que yo mismo, con ayuda de un maya de la selva, me he aplicado a la tarea de traducir dichos textos en base a que muchas cosas que encontré en las traducciones oficiales, no aparecían en el texto maya y otras que están en el texto en idioma maya, nunca las encontré en la traducción y tras de llevar a cabo este trabajo, tuve que servir de intermediario entre la traducción de mi amigo, Ahau Kan, la cual para nosotros podía habernos parecido totalmente incoherente, creando un texto que acercándose lo más posible al texto original sonara lógico para nuestros cerebros europeizados. Encontramos un lenguaje altamente figurativo, simbólico y poético que refleja lo que los mayas llamaron el Suhuy Uah T’an, el lenguaje de los símbolos vírgenes, lengua de los iniciados. Un hecho real es que estaremos el último Kuchk’in de la era a partir del 7 de mayo del 2012 y que el 6 de Mayo del 2016 entraremos a un 8 Ahau K’atun, ciclo del que hablé anteriormente y que puede haber dificultades para saber enfrentar estos ciclos por no estar bien entrenados para ello.
 
9.- Cuál es tu labor para difundir el conocimiento del calendario maya, y particularmente del conocimiento que te heredó tu padre, que tu mismo has continuado desarrollando.
 
Esta siendo muy compleja mi misión, pues al carecer de un reconocimiento oficial y al no ser precisamente un maya de origen racial, no tengo apoyo ni de la academia ni de la tradición y se dificulta mucho el tener la difusión que se le debería dar a este importante legado cultural. Estoy luchando por lijar asperezas, limpiar de tantas distorsiones la idea de la cosmogonía maya, un conocimiento que debería ser base para la educación en una nueva era que esta por comenzar. La Era del Jaguar del Trece Cielo, Baalam, ya comenzó, estamos terminando el tercer día, cada día es de 71 años. Alrededor del primer día comenzaron los esfuerzos por ir destapando las evidencias de esta antigua cultura, en el segundo se comenzó con la tarea de desciframiento y al terminar este día tenemos que tener ya casi terminado el rompe-cabezas en el que quedó hecha esta cultura y aquí estamos, siendo parte de esta historia, hasta donde la gran fuerza del universo nos lleve.
 
10.- Dónde podemos conocer más sobre el calendario maya.
 
Es muy difícil recomendar una lectura en especial y de lo que puedo recomendar, les pido que no crean todo, lean con la idea de que habrá ideas con las que estarán de acuerdo y otras que puede ser conceptos equivocados; recomiendo mucho la lectura de cualquier libro de Rafael Girard, de Domingo Martinez Parédez, los clásicos de Thompson y de Morley, exploren por los libros para aprender la lengua maya, ya sea diccionarios o gramáticas. También estoy dando clases particulares, conferencias, cursos, meditaciones y prácticas diversas para que comencemos a experimentar en nosotros mismos nuevas y antiguas realidades, pues es como un cambio de dimensión el hecho de estar concientes del movimiento del cosmos y traducirlo a través de la experiencia de la codificación milenaria de la conciencia Ma-yah, no dolor. Les invito a incursionar por este sitio web  www.arteyculturamaya.com.mx

 Contacto:  arteyculturamaya@yahoo.com.mx
Facebook: Arte y Cultura Maya.

 

Anonymous

Sergio

17 Sep 2016 - 06:45 pm

Para más información sobre los eclipses actualizados, recomiendo leer en el panel derecho en donde dice: "Comprobación de la cuenta maya" en este mismo sitio.

Anonymous

Sergio

17 Sep 2016 - 06:10 pm

Hola Roberto, tenemos un par libros de Correlación de la Cuenta de Héctor M. Calderón en que habla sobre los eclipses. En el panel de lado derecho en donde dice "Libros y calendario maya" viene varias informaciones.

Anonymous

Lizardo Loyola

16 Sep 2016 - 04:41 pm

Gracias

Anonymous

Roberto G Nava Medina

19 Jul 2016 - 07:24 pm

Recuerdo que el Ing. Calderón hizo un estudio sobre los eclipses, en donde puedo encontrar esa información.
Muchas gracias

Agregar un comentario

Tu nombre o Ingresar

Tu dirección de correo (no se mostrará)

Mensaje *

Ingrese este código para prevenir el spam *

© 2017 ARTE Y CULTURA MAYA

234461