ARTE Y CULTURA MAYA
 


LA CUENTA DE LOS DIAS DEL BAALAM (Jaguar).
 
Por Ch'eh Keh.
 
       UAYE, henos aquí, ahora, ubicados en la línea de continuidad histórica y astronómica que las piedras de los templos del saber Maya nos han revelado.
 
       El movimiento del universo entero es el marcador, las manecillas del gran reloj de la vida. YUM HUN-NAB K’UH, el Señor Esencia de la Medida del Gran Uno es, fue y siempre será. Nos ha tocado ser conciencia y testigos de los cambios, actores y protagonistas de su obra, interpretando cada uno el papel que se nos ha designado según nuestro grado de evolución.
 
      El KUCH-K’INIL, es la tabla de biorritmo universal de 260 días ajustada con los ciclos sinódicos de CHAK EK’ (Marte, 260 por 3 = 780, ciclo sinódico de este planeta), es el encargado de marcar las características del personaje que en esta vida nos toca interpretar y parece ser que la matemática cósmica nos ha colocado en el lugar preciso para llevarlo a cabo.
 
      Las ruedas de medición del tiempo que nos dejaron los mayas, son matemática pura; el HAAB, la tabla de 365 días, repetida 8 veces (2920 días) coincide con 5 ciclos sinódicos de SAK EK’, Venus (584 x 5=2920).
 
     La rueda Zodiacal SOLAR, que no es un calendario lunar como algunos afirman, subdivide el universo visto desde el HA PETEN, la región del agua, nuestro planeta, en 13 ciclos de 28 o sea 364 días y  365 como fecha TS’AB (cascabel), que es cuando el Sol se alinea con las Pléyades, el 20 de mayo (19 y 20 en años bisiestos, fecha que se desliza un día cada 71 años) Esta subdivisión nació de la observación que hicieron del Sol; percibieron que éste da un giro sobre su propio eje cada 28 días visto desde nuestro Planeta Tierra y 26 días, dos trecenas, visto desde el espacio. También se usaban las semanas de 9 días, que numeraban del 0 al 8.
 
     Como en la actualidad no encontramos mayas que hayan continuado las cuentas de la misma forma que aquellos que construyeron los templos y pirámides, me he atrevido, instruido por el estudio de las claves del sistema de cálculo del tiempo encontradas por el Maestro H-K’INYAH (Hèctor Miguel Calderón H.), a manejar la matemática que se usó en el paso de la Era Clásica a la Posclásica Maya, para el ajuste de este sistema, haciendo el deslizamiento que en cada Rueda de AHAU K’ATUNOB (periodo de 24 haabs, repetidos 13 veces) se tiene que hacer. Para este tiempo, si no se hubiera interrumpido el Calendario Maya, los cargadores de los Haab, desde el año 1824 d.C., serían y tienen que ser CHIK’CHAN, OK, MEN y AHAU.

     Cada 312 haabs; los antiguos mayas llevaron a cabo esta práctica, deslizando un día tan solo al haab, el Kuchk’in permanece sin cambios. El 22 de Abril del 2012 entramos en el Haab 21 del 10 AHAU K’ATUN y el cargador que corresponde es KAN (o sea 4) AHAU. Para entender este mecanismo es recomendable leer el libro “Correlación de la Rueda de K’atunes la Cuenta Larga y las Fechas Cristianas” de Héctor M. Calderón o “Mayah Baalam K’in” de Sergio Calderón C. (muy pronto ya saldrá a la venta).
 
      Los glifos de barra celeste que usamos para simbolizar los OSHLAHUN TIK’UH, las 13 constelaciones, fueron recopilados del Códice de Paris, del Dresden y de estelas de Palenque (Balam Kan), con el criterio de usar aquí los más conocidos y menos confusos. La barra celeste que corresponde a TSUB el agutí, o ITS’AN-NA T’U’UL, el conejo, es utilizado por otras personas como SOOTS’, el murciélago, este cambio lo hice basado en el glifo que se encuentra en el ojo y frente de este animal en las páginas del Códice Dresden, donde se reafirma así su significado.
 
      Encontrarán en la Tabla de Simbolismos que tenemos al glifos que han creído que es SHAMAN (Norte) como NOHOL (Sur) y viceversa, esta interpretación esta basada en el Códices de Madrid, donde se observa que los signos blancos, color del norte, están colocados en la sección de la cruz calendárica correspondiente al Norte y a la que algunos estudiosos han interpretado equivocadamente como Sur (amarillo) y viceversa. También se ha hecho esta corrección basada en estudios epigráficos. Para más información, consulten el libro “Clave Fonética de los Jeroglíficos Mayas” de Héctor M. Calderón. LIK-K’IN (Sol Levante, rojo) y CHI-K’IN (Sol Poniente, negro), son los otros dos rumbos.
 
        Esta Tabla Calendárica abarca desde el día de la cuenta larga 0.0.2.5.15, 7 MEN, 0 P’oop’ 22 de Abril del 2015 al 0.0.3.6.0, 8 AHAU, 0 P'oop', 21 de Abril del 2016, estamos en el tercer HAAB del OSHLAHNÍK'TE (Era de 5125 años, 134 días) que comenzó el 7 de Enero del 2013(C.S. 584300).

El calendario maya es de mucha utilidad para que sus meditaciones y percepción de las energías de cada día o como aprendizaje de los mensajes filosóficos de cada signo maya según el día en que naciste. Consigue con nosotros el nuevo calendario por sólo $100.- (Mex.) más el envio.  Pedidos por facebook: Arteyculturamaya Yaashtun.

Correo:  arteyculturamaya@yahoo.com.mx



 

Derechos Reservados por el autor © 2011.
D. R. 032011103112565300-01
 

Agregar un comentario

Tu nombre o Ingresar

Tu dirección de correo (no se mostrará)

Mensaje *

© 2017 ARTE Y CULTURA MAYA

241134